Neuromarketing ¿Vino para quedarse?

Neuromarketing ¿Vino para quedarse?

En estas dos últimas décadas hemos podido observar el avance imparable de las neurociencias. Es ya normal observar la colaboración de la neurociencia con numerosas disciplinas, generando un sin fin de vías de estudio con el prefijo “neuro”. Pero una concretamente parece estar captando la atención especialmente, el neuromarketing.

¿Qué es el neuromarketing?

Neuromarketing

 

Existen muchas definiciones de esta disciplina, pero básicamente podríamos resumirla como la aplicación de las técnicas y modelos teóricos de las neurociencias a toda la actividad de marketing de una empresa (diseño del producto, creación de marca, comunicación etc.).

Al igual que no existe un consenso sobre la definición tampoco lo hay sobre el término, pues muchos prefieren hablar de “neurociencias aplicadas al marketing” que de “neuromarketing”.

Usos del Neuromarketing

El neuromarketing estudia principalmente la emoción, atención y memoria de los consumidores. Para poder evaluarlas utiliza medidas psicofisiológicas periféricas y centrales (actividad cerebral, respuesta galvánica de la piel, ritmo cardíaco, etc.)

Las técnicas provenientes de la neurociencia más usadas son: EEG (Electroencefalografía), aparatos de medición de GSR (Respuesta galvánica de la piel) y Tasa Cardíaca, fMRI (Imagen por resonancia magnética funcional) y Eye tracker (aparato de seguimiento ocular).

¿Cómo se aplica el neuromarketing?

A grandes rasgos, podríamos decir que usamos el neuromarketing en cualquier área donde la percepción del consumidor sea el eje central, es decir, en casi cualquier área de la actividad mercantil. Estudiando las respuestas psicofisiológicas del consumidor pretendemos entender cómo este percibe nuestro producto.

Podemos utilizar el neuromarketing en diferentes actividades, entre las que podemos encontrar, diseño del producto, branding, packaging, establecimiento de precios, testeo de publicidad etc.

Actual situación del neuromarketing

Una vez tenemos el concepto de neuromarketing mas o menos claro lo más probable es que nos preguntemos en que situación actual se encuentra esta disciplina en cuanto a aplicación real se refiere. Es interesante además analizar la situación de esta novedosa disciplina en nuestro país, España.

Para hacernos una idea de esta situación hemos recabado información de un artículo, de la universidad de Extremadura, en el cuál se entrevistan a siete empresas de neuromarketing españolas, para obtener información directa sobre su actividad en España.

-Sobre el conocimiento del neuromarketing.

El 28,5% de los entrevistados opinan que existe un desconocimiento generalizado del neuromarketing entre las empresas españolas. Un 14,4% creen que las empresas, generalmente, al menos han escuchado hablar sobre el concepto de neuromarketing. Finalmente, el 57,1% piensan que existen unas nociones básicas generales sobre el neuromarketing en España.

-Importancia que dan las empresas a la aplicación de la neurociencia.

El 100% de los entrevistados coinciden en que no se apuesta lo suficiente por las neurociencias entre las empresas españolas. Las razones de esto parecen ser tanto el desconocimiento sobre la materia como el coste de la aplicación de neurociencias.

-¿Qué empresas solicitan neuromarketing?

Todos los entrevistados coinciden en que mayoritariamente, son las grandes empresas y multinacionales las que solicitan este tipo de servicios. El sector servicios parece ser el que mantiene más contacto con esta disciplina, concretamente las empresas de telecomunicaciones, automoción o el sector bancario.

-¿Para qué se demanda el neuromarketing?

Los resultados de la encuesta mostraron que las empresas que demandan servicios de neuromarketing lo hacen preferentemente por 3 cuestiones. Para realizar un diseño efectivo de la estrategia empresarial, para mejorar la comunicación con sus clientes o para la evaluación de nuevos productos o servicios.

-¿Que instrumentos de la neurociencia son más demandados?

Parece ser que el Eye Tracker y el EEG son los más demandados, seguidos por medidas periféricas (tasa cardíaca y conductancia de la piel) y codificación facial (la cuál está aumentando su uso ultimamente).

-Situación esperada del neuromarketing.

El 85.7% de los encuestados piensa que con los años cada vez más empresas con menor poder adquisitivo comenzarán a demandar algunos servicios de neuromarketing. Por otro lado se habla de un crecimiento lento, no tanto por el avance tecnológico, si no por la resistencia social al cambio, tanto por parte del mundo de las empresas como por la percepción social de la disciplina.

Parece ser que el neuromarketing es una disciplina en auge y que no solo esta en boca de muchos, si no que también en manos, pues se aplica cada día más, con proyección de seguir haciéndolo. En mi opinión, el gran lastre que puede tener la aplicación de las neurociencias al marketing es el desconocimiento.

El desconocimiento asusta, tanto al consumidor de a pie, que puede pensar que el neuromarketing “le va a leer la mente” o “robar el cerebro”, como al empresario que puede pensar “eso para que sirve” o “¿es realmente útil?”. Por eso el progreso del neuromarketing va de la mano de un buen proceso de información, donde las empresas, los medios de comunicación, los profesionales de las neurociencias y los divulgadores juegan un importante papel.

Si se da un proceso de información activa de calidad, así como una buena praxis por parte de todas las empresas que empleen las neurociencias para el marketing, podremos preparar mejor el camino para una disciplina que, sin duda, vino para quedarse.

 

¿Qué opinas, el neuromarketing vino para quedarse? Estaré encantado de conocer tu opinión, te espero en los comentarios. Gracias por leernos. 🙂

Share

Omar Cachaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.